¿Viva la República?

14abril1Con motivo de este 14 de abril mis queridos Camaradas me han encargado, un poco a traición, un artículo sobre la República. Modestamente, no sé que puedo yo contar sobre la República que no se haya contado y que no sepáis ya así que me voy a limitar a dar mi opinión sobre la II República y sobre lo que es ser republicano en general intentando dejar a un lado el romanticismo y el idealismo. Como comunista, mi postura sobre aquella República no es muy diferente de la que tomó mi partido: saludarla con entusiasmo cuando llegó, mirarla con recelo mientras se desarrolló y defenderla hasta la muerte cuando se vio amenazada.

Es evidente que la llegada de la República supuso un avance respecto a lo anterior; Alfonso XIII, abuelo o bisabuelo del actual rey según se mire, fue un monarca que vivió rodeado de lujos, apasionado por las modernidades de la época mientras España vivía en la miseria y el analfabetismo, indiferente a los problemas de los españoles y débil con los poderosos iglesia y ejército, no en vano consintió una dictadura y una dictablanda. Un rey que vio como a su alrededor los terratenientes acumulaban fincas tan grandes como provincias enteras. La República quiso poner fin a todo esto. Las medidas legales adoptadas por los primeros gobiernos republicanos pretendían responder al descontento popular que había hecho caer al rey, mejoró la asistencia médica, la educación se generalizó y la ciencia y la investigación mejoraron enormemente (no en vano, el primer motor de reacción responde al diseño de Virgilio Leret, aviador e ingeniero republicano), las condiciones laborales mejoraron considerablemente y se consiguieron derechos fundamentales como el divorcio o el voto femenino. Pero nuestra querida y añorada República nunca se salió, ni lo pretendió, del parlamentarismo burgués y las tensiones entre los partidos republicanos y los partidos obreros, principalmente el PSOE, para ser más exactos por el sector de Largo Caballero, eran evidentes. Mientras los caballeristas fueron responsables de las reformas sociales, los republicanos se mostraban mas preocupados por mantener el orden público y la organización territorial y que las reformas dejaran más o menos contentos a los trabajadores pero dirigidas sobre todo a las clases medias.

Mientras los socialistas crearon un ambicioso plan educativo que pretendía la creación de 27000 nuevas escuelas, los republicanos de Azaña redactaron una ley de estabilidad presupuestaria que bajó su número a 10000. Dos concepciones opuestas de la República convivían en el gobierno, la reformista de los republicanos y la revolucionaria de los socialistas. Está claro que las reformas no tienen nada de malo en sí mismas, el problema es si toman como punto final o como punto de partida, si quieres hacer reformas para las clases medias o si pretendes que lleguen a la clase trabajadora. Se daba la circunstancia en el gobierno de que desde el PSOE se llamaba a las movilizaciones a los obreros, bastante descontentos con el carácter de las reformas, y desde Acción Republicana se enviaba al ejército y a la Guardia Civil a sofocarlos. Instituciones esta que, pese a haber sufrido leves reformas, seguían mayoritariamente en manos de militares monárquicos que desde el primer día se organizaron en asociaciones con el fin de conspirar contra la República y los rumores de asonada eran constantes en los cuarteles.

Este seguramente el error más grave cometido y a la postre el que más caro se pagaría. Un error por otra parte bastante frecuente en la izquierda al pensar que conquistando el poder político se conquista todo el poder. Más bien al contrario, el boicot de las grandes empresas y la banca hacia el gobierno era constante pese a lo cual y contando con herramientas constitucionales no se llevó a cabo ninguna nacionalización de importancia, más allá de las previstas en la reforma agraria, que también se quedó corta, de los 60 o 70000 jornaleros a los que se debían entregar tierras cada año según el proyecto inicial dirigido por Largo Caballero, apenas unos 12000 en total las recibieron ¿el motivo? La desidia de Azaña, que no lo consideraba prioritaria y solo la impulsó después de la Sanjurjada ya bien entrado 1932, y por la falta de recursos económicos y humanos a causa de la ya mencionada ley de estabilidad presupuestaria. Llegados a este punto me atrevo a decir que Manuel Azaña fue una especie de Albert Rivera de su época, pero que no se entere el naranja. Eso sí, una cosa es cierta, de no ser por el fascismo que nos la arrebató, esta República se habría convertido en la revolución liberal que le faltó a España en la segunda mitad del siglo XIX, con un pronunciamiento liberal fracasado cada fin de semana.

Hoy reivindicamos la República que nos fue arrebatada por las armas por una cuestión de justicia y de dignidad con más romanticismo que otra cosa porque, si como pasó en 1931, España se acostara monárquica y se levantara republicana ¿Quién sería su presidente teniendo en cuenta la actual correlación de fuerzas? Yo me estoy imaginando a Aznar, o incluso al propio Felipe VI tomando posesión del cargo en plan Simeón de Bulgaria. Sería una oportunidad perdida y una renovación estética del Estado que no conduciría a nada. Por otro lado ¿A quién le importaría que el rey renunciara a sus derechos dinásticos para sí y sus descendientes? Si nos quedamos ahí, en el mero maquillaje, la luz seguiría igual de cara, los sueldos seguirían siendo la misma basura y los hospitales se seguirían cayendo a pedazos. Probad sin embargo a sacar a España de la OTAN, de la Unión Europea y sobre todo a socializar los medios de producción. Ahí la cosa cambia. Y para eso no necesitamos un Estado republicano como Francia o Alemania, necesitamos un Estado Socialista.

Guillermo Nevado @Droga_Oporu 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s